José Arroyo Reyes | guerrerohabla.com

Sábado Santo, día de luto


*Hoy en nuestras parroquias y en la totalidad de la iglesia se hace un tiempo de espera, con ausencia de celebraciones o signos visibles como es costumbre en las grandes ocasiones.

Sábado Santo, día de luto
Marzo 31, 2018 08:12 hrs.
Religión Internacional › México
José Arroyo Reyes › guerrerohabla.com

Hoy en nuestras parroquias y en la totalidad de la iglesia se hace un tiempo de espera, con ausencia de celebraciones o signos visibles como es costumbre en las grandes ocasiones.


Durante este día, la Iglesia permanece en ayuno y oración, mediante la pasión y muerte del Señor, así como su descenso al lugar de los muertos, en espera de la resurrección.
Hoy es un día de silencio, de recogimiento, de espera silenciosa permaneciendo junto al sepulcro del Señor meditando su pasión y muerte.
Hoy en nuestras parroquias y en la totalidad de la iglesia se hace un tiempo de espera, con ausencia de celebraciones o signos visibles como es costumbre en las grandes ocasiones.
El altar está desnudo, las luces apagadas, el mismo Señor que es el Verbo y la Palabra también esta callado, pero, hoy no es un día vacío, no es un día en el que no pasa nada, es un día en que Jesucristo nos vuelve a dar una gran lección de humildad y amor, puesto que siendo ÉL quien es, EL HIJO DE DIOS PADRE, nuevamente se despojó de su rango y tomo la condición de esclavo rebajándose de tal manera que incluso se sometió a la muerte.
Este sábado no deja de ser un día puente, entre el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección, pero no por ello, deja de ser un día importante para que profundicemos en el misterio de la Pascua de Jesús: ’MUERTO, SEPULTADO Y RESUCITADO’.
Si tenemos una fe ungida de esperanza, en este día de meditación y silencio, entenderemos lo que Jesús hizo por toda la humanidad, y solo entonces desaparecerá de nosotros el desaliento y el dolor provocado por la cruz, nos devolverá la alegría de una vida superada en medio del dolor.
Dejemos hoy que el amor de Dios llegue hasta nosotros en todo su misterio, que el Padre nos diga a cada uno: «Espera en el Señor, ten ánimo, sé valiente. Espera en el Señor». Y al acudir sin prisa a su sepulcro abierto, ¿hallaremos en Él nuestro nuevo nacimiento?
Hoy es el día más importante de todo año, hoy es el día en el que Cristo, con su muerte en la cruz, nos abrió las puertas a la Gloria.
¡Gloria al Señor y viva la vida eterna por los siglos de los siglos¡

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


UA-100450438-1