La vacuna contra el coronavirus de Oxford y AstraZeneca se han suspendido debido a un efecto secundario


Los ensayos en humanos de la vacuna contra el coronavirus que están desarrollando la Universidad de Oxford y AstraZeneca se han suspendido debido a un efecto secundario informado en un paciente en el Reino Unido.

La vacuna contra el coronavirus de Oxford y AstraZeneca se han suspendido debido a un efecto secundario

Salud

Septiembre 09, 2020 14:09 hrs.
Salud Internacional › México
Genaro Portillo › SN Noticias

AstraZeneca dijo que estaba investigando si el efecto secundario informado por el paciente está relacionado con la vacuna.

Pero, ¿es esto un revés para el desarrollo de la vacuna y qué sucede después?

- ¿Qué es la vacuna?

La vacuna, llamada ChAdOx1 nCoV-19, utiliza una versión debilitada de un virus del resfriado común (adenovirus) que causa infecciones en los chimpancés.

Ha sido modificado genéticamente por lo que es imposible que crezca en humanos.

Se espera que la vacuna haga que el cuerpo reconozca y desarrolle una respuesta inmune a la proteína de pico, reconocible en las imágenes del virus, que ayudará a evitar que Covid-19 ingrese a las células humanas y, por lo tanto, prevenga la infección.

- ¿Por qué se han suspendido los juicios?

AstraZeneca emitió un comunicado diciendo que los estudios de la última etapa de la vacuna se habían detenido mientras la compañía investiga si el efecto secundario informado por el paciente estaba relacionado con la vacuna.

Una portavoz dijo que la pausa era parte de un proceso de revisión estándar que ocurre en los ensayos si se informa de una "enfermedad potencialmente inexplicable" en cualquier sujeto del ensayo, y que la enfermedad del sujeto también podría ser una coincidencia.

No se proporcionaron detalles sobre el paciente que sufría el posible efecto secundario o la naturaleza de la reacción.

Pero The New York Times informó que el paciente había sido diagnosticado con mielitis transversa, un síndrome inflamatorio que afecta la médula espinal a menudo provocado por infecciones virales.

- ¿Qué pasa después?

AstraZeneca dijo que había detenido voluntariamente la vacunación para permitir que un comité independiente revisara los datos de seguridad.

El director de Wellcome Trust y miembro de Sage, el profesor Sir Jeremy Farrar, dijo al programa Today de BBC Radio 4 que tal ocurrencia es bastante común, pero que todos deben tomarse en serio.

Dijo que una investigación independiente analizaría si la enfermedad del voluntario del ensayo está relacionada con la vacuna o el placebo y, de no ser así, el ensayo puede reiniciarse de forma segura.

El profesor Farrar agregó que es inevitable que algunas de las 30.000 a 40.000 personas que reciben la vacuna tengan enfermedades no relacionadas con ella.

- ¿Es esto un revés?

Las retenciones temporales de grandes estudios médicos no son infrecuentes, y buscar reacciones inesperadas es una parte obligatoria de las pruebas de seguridad.

No estaba claro de inmediato cuánto duraría la pausa de AstraZeneca.

El secretario de Salud, Matt Hancock, dijo que el ensayo de la vacuna de Oxford se había detenido a principios de año.

Dijo: "Hubo una pausa a principios de verano y eso se resolvió sin problemas".

- ¿Cómo van las pruebas?

La vacuna se está probando en decenas de miles de voluntarios en el Reino Unido, Sudáfrica, Brasil y Estados Unidos.

Se espera que haya hasta 50.000 participantes en todo el mundo, dijo la Universidad de Oxford.

Este ensayo tiene como objetivo evaluar qué tan bien podrían protegerse contra el Covid-19 las personas de un amplio rango de edades.

Los resultados de los ensayos de última etapa se anticipan a finales de este año, dijo la universidad.

- ¿Qué sugirieron los resultados preliminares?

Los resultados de los ensayos clínicos, publicados en The Lancet en julio, indican que la vacuna candidata ha desencadenado dos respuestas en el sistema inmunológico.


La primera es que estimula al sistema inmunológico para que produzca anticuerpos, proteínas producidas por la sangre en respuesta a antígenos que son sustancias nocivas que provienen del exterior del cuerpo, como virus o bacterias, y que también hace que el cuerpo produzca T -células.

Si las células inmunes no específicas que responden a cualquier invasor instantáneamente no pueden atacarlo, las células T entran en juego.

Estas células atacan al virus directamente.

Con preguntas pendientes sobre la duración de la respuesta de los anticuerpos al Covid-19, la investigación sugiere que las células T tienen un papel más importante al ofrecer protección contra la enfermedad.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.