Encuentran en Oaxaca uno de los juegos de pelota más antiguos de México


Hallazgo que cambia la historia

| Jesús Yáñez Orozco | Desde diarioalmomento.com

Arqueología

Marzo 28, 2020 09:04 hrs.
Arqueología Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

+Sitúa 800 años antes de lo que se creía la existencia del primer campo de juego conocido, en las tierras altas

+Existen unas 2 mil 300 canchas que fueron destinadas a esta actividad atlética

+La región del Golfo no fue la única en desarrollar los inicios de dicho deporte

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).– Durante tiempos inmemoriales el juego de pelota o Ulama fue parte de la cosmogonía de las culturas mesoamericanas. Para el anotador del primer gol, de acuerdo con algunas versiones, era un honor ser sacrificado a las divinidades que daban vida: Maíz, Sol, Agua, Lluvia, Guerra, incluso,…-: muerte como semilla de vida.

Este deporte fue uno de los rasgos más icónicos de la civilización mesoamericana y su origen se ha situado en las tierras bajas de aquella región, pero el hallazgo de una cancha de hace 3400 años en las montañas de Oaxaca (México) hace replantearse lo que se sabía de su origen.

La historia del deporte tendrá que ser reexaminada.

Un estudio de la Universidad George Washington, Estados Unidos, que publicó en días pasados Science Advances, sitúa 800 años antes de lo que se creía la existencia del primer campo de juego conocido en las tierras altas.

El estudio pone así en tela de juicio lo que se creía saber sobre el origen y evolución de aquel deporte, que tenía importancia ritual y política en toda Mesoamérica, una región cultural precolombina que abarcaba Guatemala, Belice, la mayor parte de México y zonas de Honduras y El Salvador.

Lo anterior fue el resultado de un proyecto de excavaciones realizadas entre 2015 y 2017 en el Valle de Nochixtlán de la Mixteca. En esta investigación se hallaron restos arquitectónicos de dos canchas, así como algunas figurillas de cerámica que fueron hechas para representar a los jugadores.

El juego de pelota es uno de los rasgos más duraderos e icónicos de la antigua civilización mesoamericana, en la que se simbolizaba la regeneración de la vida y el mantenimiento del orden cósmico, pero su origen y evolución sigue siendo poco conocido.

Hasta aquí, las tierras bajas se habían considerado la cuna del juego de pelota, entre otras razones porque los análisis químicos de algunas bolas aztecas muestran que el caucho se sacaba de un árbol, la Castilla elástica, asociado a las llanuras del sur de Mesoamérica.

El terreno más antiguo conocido (1650 a.C.) está en el Paso de Amada en las tierras bajas costeras del sur de Chiapas (México), mientras que en las altas los encontrados hasta ahora databan de un siglo más tarde, lo que sugería «una menor participación» de las civilizaciones de esa zona en la evolución del juego, indica el estudio.

Sin embargo, Jeffrey Blomster y Víctor Chávez, firmantes del texto, descubrieron en el sitio arqueológico de Etlalongo (Oaxaca) dos pistas de juego, la más antigua de 1374 aC, lo que anticipa en unos 800 años la aparición de estos lugares en las tierras altas de Mesoamérica.

Las nuevas evidencias y otras ya conocidas, como las imágenes de jugadores, sugieren que los habitantes de las tierras altas «desempeñaron un papel importante» en los orígenes de un juego que se convertiría en «un componente crucial» de los estados subsiguientes durante dos mil años, por lo que los investigadores consideran necesaria una revisión de los paradigmas anteriores.

Dado que casi un milenio separa los sitios de Paso de la Amada y Etlatongo de otros terrenos de juego en sus respectivas regiones, los expertos creen que investigaciones futuras podrían proporcionar un contexto al descubrir nuevos campos de juego en ambas zonas.

Más que un simple deporte en el que los participantes usaban las caderas para golpear un balón de caucho de siete kilogramos, en promedio, este juego era una ceremonia solemne con tintes políticos, sociales y festivos.

Según el Popol Vuh, libro emblemático de la cultura prehispánica, para los mayas era una competencia entre mortales y dioses. Quizá por eso se calcula que existen en México unas 2 mil 300 canchas que fueron destinadas a esta justa.

Ilustración tomada de la revista Science Magazine, editada por la Asociación Estadunidense para el Avance de la Ciencia.

Sin embargo, aún queda mucho por conocer sobre sus orígenes.

¿Dónde surgió el Juego de Pelota?

Uno de los primeros vestigios de Juego de pelota se encuentra en Chiapas. En lo que se conoce como tierras bajas del territorio mesoamericano. Para ser más específicos, está en un centro ceremonial llamado Paso de la Amada que data del 1650 a.C.

Dicha zona se caracteriza por poseer una gran proliferación de caucho, razón por lo que muchos expertos han ubicado el origen de este ritual ahí.

Hasta ahora, no había surgido ningún dato que indicara lo contrario, ya que las canchas que se han encontrado en otras regiones del país son mucho más recientes. De hecho, las que están en Capulac, Concepción y La Laguna fueron construidas mil años después que la que se encuentra en Chiapas.

Este descubrimiento abre nuevas hipótesis acerca del origen del Juego de Pelota. Según los expertos, esto significa que se practicó tanto en las tierras bajas como en las altas.

Los indicios que lo comprueben se encuentran, quizá, todavía bajo tierra.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.