• Admin
  • Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
  • TRASTORNOS ALIMENTARIOS

    Los trastornos alimentarios se presentan con más frecuencia en la población de sexo femenino, especialmente en mujeres jóvenes.


    TRASTORNOS ALIMENTARIOS

    Salud

    Septiembre 19, 2017 21:23 hrs.
    Salud Nacional ›
    SN Noticias Culiacan › SN Noticias

    Los trastornos alimentarios se agrupan en tres categorías:

    1.- Anorexia nerviosa: rechazo a mantener el peso corporal en los valores mínimos normales, con o sin episodios de atracones y purgas.
    2.- Bulimia nerviosa: episodios de atracones y purgas sin pérdida de peso.
    3.- Trastorno por atracón: episodios de atracones sin purgas.

    El atracón se define como la ingestión en un periodo breve de tiempo de una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de las personas podría consumir en un mismo tiempo y bajo similares circunstancias. Los atracones se acompañan de una sensación de pérdida de control. Las purgas consisten en métodos como la provocación de vómito o el uso inadecuado de laxantes o enemas.

    Los trastornos alimentarios se presentan con más frecuencia en la población de sexo femenino, especialmente en mujeres jóvenes.

    1.- ANOREXIA NERVIOSA:

    La anorexia nerviosa es un trastorno caracterizado por la existencia de un incesante esfuerzo por adelgazar , una percepción distorsionada de la imagen corporal, miedo intenso a volverse obeso, rechazo a mantener el peso corporal en los valores mínimos normales y, en las mujeres, ausencia de periodos menstruales .

    La anorexia nerviosa se inicia generalmente en la edad adolescente y es más frecuente en mujeres. las personas con anorexia nerviosa se someten constantemente a dietas a pesar de la pérdida continua de peso, presentan obsesiones relacionadas con la comida y niegan tener algún tipo de problema.
    Si la pérdida de peso es cuantitativamente significativa o se produce en un corto intervalo de tiempo, las consecuencias pueden suponer una amenaza para la vida de la persona. Los médicos basan el diagnóstico en la sintomatología; además realizan exámenes físicos y diversas pruebas con el objetivo de detectar los posibles efectos negativos que la pérdida excesiva de peso tiene sobre la salud de la persona
    El empleo de técnicas de terapia cognitivoconductual, generalmente durante un período de tiempo de 1 o 2 años puede ser beneficioso.

    El desarrollo de la anorexia nerviosa se encuentran implicados factores hereditarios y sociales. El deseo de ser delgado prevalece en las sociedades occidentales, y la obesidad no se considera atractiva, saludable ni deseable. Incluso antes de la adolescencia se es consciente de este tipo de actitudes, por lo que más del 50% de las niñas preadolescentes siguen una dieta o emplean algún otro tipo de medidas para controlar su peso corporal. Sin embargo, solo un reducido porcentaje de estas niñas desarrollan anorexia nerviosa.

    Causas:

    Su causa es desconocida, pero los factores sociales parecen importantes. Aunque hay muchos factores socioculturales que pueden desencadenar la anorexia, es probable que una parte de la población tenga una mayor predisposición física a sufrir este trastorno, independientemente de la presión que pueda ejercer el entorno. Por ello existen de factores generales que se asocian a un factor desencadenante o cierta vulnerabilidad biológica, que es lo que precipita el desarrollo de la enfermedad.



    La propia obesidad del enfermo.

    Obesidad materna.

    Muerte o enfermedad de un ser querido

    Separación de los padres.

    Alejamiento del hogar.

    Fracasos escolares.

    Accidentes.

    Sucesos traumáticos.

    Sintomas:

    Las pulsaciones cardiacas se reducen.

    Se producen arritmias que pueden derivar en un paro cardiaco.

    Baja la presión arterial.

    Desaparece la menstruación en las mujeres (amenorrea).

    Disminuye la masa ósea y, en los casos muy tempranos, se frena la velocidad de crecimiento.

    Disminución de la motilidad intestinal.

    Anemia.

    La persona con anorexia con frecuencia;

    Expresa quejas de estar gorda a pesar de estar muy delgada.
    Niega estar delgada.
    Piensa en aspectos relacionados con la comida todo el tiempo.
    Pesa sus alimentos.
    Acumula, esconde o desperdicia la comida de manera deliberada.
    Prepara platos elaborados para los demás.
    Se salta comidas.
    Se pesa varias veces al día.
    Basa su autoestima en lo delgada que esta.

    Tratamiento:

    No hay medicación específica para tratar la anorexia nerviosa. Sin embargo, los nuevos antipsicóticos como la olanzapina, ayudan a ganar peso y a disminuir el temor excesivo que las personas presentan a volverse obesas. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (una variedad de antidepresivo), como la fluoxetina, ayudan a evitar que quienes han ganado peso vuelvan a perderlo. Son particularmente útiles en las personas que presentan de manera concomitante a la anorexia nerviosa un cuadro de depresión.

    Los médicos también valoran y tratan los problemas secundarios a la anorexia nerviosa. Por ejemplo, si se ha perdido densidad ósea, se administran suplementos de calcio y vitamina D y, a veces, bifosfonatos como el alendronato, el ibandronato o el risedronato. Durante la hospitalización se proporciona asesoramiento psiquiátrico y nutricional. La hospitalización también permite alejar a las personas de sus circunstancias normales e interrumpir sus conductas y hábitos alimentarios.

    Compartir noticia


    Califica esta información

    SN Noticias Culiacan › SN Noticias
    ¿Es fácil de leer?

  • ¿La información es útil?

  • Calificación 5.00 de 5.00

    Calificación 5.00 de 5.00

    OPINIÓN
    MÁS NOTICIAS
    UA-100450438-1