• Admin
  • Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
  • Socrates

    Filósofo griego
    No hagas nada que sea vergonzoso, ni en presencia de nadie ni en secreto. Sea tu primera ley respetarte a ti mismo.


    Socrates

    Biografías

    Octubre 03, 2017 15:41 hrs.
    Biografías Internacional ›
    SN Noticias Culiacán › SN Noticias

    Nació el 470 a.C. en Alopece, un burgo de Atenas.

    Se cree que era poco agraciado y corto de estatura. Desde niño demostró facilidad de palabra y agudeza de razonamiento.

    Su padre fue un cantero o escultor llamado Sofronisco, y su madre fue Fainarate, comadrona.


    En principio recibió una educación ordinaria al no pertenecer a una familia de clase alta. Antes de convertirse en filósofo, trabajó como albañil y picapedrero durante varios años junto a su padre. Formado en literatura, música y gimnasia. Diógenes Laercio, en sus Vidas de los filósofos, cuenta que Sócrates tuvo como maestros a Anaxágoras, Damón y Arquelao y también se dice que fue amante de este último; se familiarizó con la dialéctica y la retórica de los sofistas.

    Sócrates se casó con Xantipa, una joven con aproximadamente 30 años menos que él y que debido a su mal carácter y su trato despectivo hacía Sócrates, pasaría a la historia como insolente y cruel. Por su parte, Aristóteles dice que tuvo también una segunda mujer, una tal Mirto. Fue padre de tres hijos: Menexenus, Lamprocles y Sophroniscus.

    En la guerra del Peloponeso toma parte como soldado hoplita (soldado de infantería) contra Esparta, en las batallas de Potidaea en el 432-430 a.C. (salvó al estadista y orador Alcibíades que siendo general fue herido), Delion en el 424 a.C., y Anfípolis en el 422 a.C. Su resistencia y destreza en las campañas militares son atestiguados por Alcibíades que resaltó el valor de Sócrates en batalla.

    Con una gran agudeza de razonamiento y facilidad de palabra, pasó la mayor parte de su vida en los mercados y plazas públicas de Atenas manteniendo discusiones y respondiendo mediante preguntas, un método denominado mayéutica, o conocimiento a través del cuestionamiento. No escribió ningún libro ni tampoco fundó una escuela regular de filosofía. Todo lo que se sabe con certeza sobre él se debe a dos de sus discípulos más notables: Platón y el historiador Jenofonte. Su contribución a la filosofía ha sido de un marcado tono ético. La base de sus enseñanzas y lo que inculcó, fue la creencia en una comprensión objetiva de los conceptos de justicia, amor y virtud y el conocimiento de uno mismo. Creía que todo vicio es el resultado de la ignorancia y que ninguna persona desea el mal; a su vez, la virtud es conocimiento y aquellos que conocen el bien, actuarán de manera justa.

    Sócrates fue maestro de Aristipo, que fundó la filosofía cirenaica de la experiencia y el placer. Sufrió la desconfianza de muchos a los que les disgustaba su actitud hacia el Estado ateniense y la religión establecida. Fue acusado en el 399 a.C. de despreciar a los dioses del Estado y de introducir nuevas deidades. También de corromper la moral de la juventud alejándola de los principios de la democracia, y se le confundió con los sofistas. La Apología de Platón recoge lo esencial de su defensa en su propio juicio. Siendo condenado a muerte, sus amigos planearon su huida pero acató la sentencia. Pudiendo huir, eligió acatar la condena impartida por la justicia de la polis para morir haciendo honor a su filosofía. Pasó sus últimos días con sus amigos y seguidores, como queda recogido en la obra Fedón de Platón, y durante su noche final cumplió la sentencia bebiendo una copa de cicuta. Sus últimas palabras fueron: "Critón, le debo un gallo a Asclepio. No te olvides de pagárselo".

    Tras su fallecimiento aparecieron las escuelas socráticas y la Academia Platónica.

    Compartir noticia


    Califica esta información

    SN Noticias Culiacán › SN Noticias
    ¿Es fácil de leer?

  • ¿La información es útil?

  • OPINIÓN
    MÁS NOTICIAS
    UA-100450438-1