Radio Online las 24 horas

Rachel Corrie: aplastada en marzo 2003 por un bulldózer del ejército israelí en la franja de Gaza


Recuerdos de un corazón solidario ,Tenía 23 años y quería cambiar el mundo

Rachel Corrie: aplastada en marzo 2003 por un bulldózer del ejército israelí en la franja de Gaza

Noviembre 20, 2017 22:50 hrs.
Derechos Humanos Nacional › México Sinaloa
SN Noticias Culiacan › SN Noticias

Antes de contar la Historia, queremos destacar la Indiferencia de las Naciones Unidas ante este hecho, se supone que la ONU esta para evitar las Guerras, pero parece que solo a ISRAEL le permite mancharse de sangre las manos con Palestinos inocentes, todo con el supuesto lastima de toda una vida de antisemitismo. Juzguen por ustedes mismos.

Murió en marzo del 2003 aplastada por un bulldózer del ejército israelí en la franja de Gaza. Tenía 23 años y quería cambiar el mundo. Se llamaba Rachel Corrie. Activista norteamericana del Movimiento Internacional de Solidaridad (ISM), intentaba detener la demolición de casas palestinas pero la excavadora no se detuvo.

Corrie dejó escritos unos diarios y correos electrónicos donde explica sus experiencias con las gentes de Gaza y los esfuerzos de niños, mujeres y hombres en su lucha diaria por sobrevivir. Con esos apuntes el actor y director británico Alan Rickman y Katherine Viner construyeron un monólogo estrenado en Londres en el 2005 y torpedeado por el lobi israelí a su llegada a EEUU. Hace tres años, Mikel Gómez de Segura hizo su propia recreación escénica con la actriz Marta Marco en la piel de la joven estudiante. Bajo el título El meu nom és Rachel Corrie, la obra recalará en el Romea del 25 al 31 de octubre en su versión catalana.

No se trata de una obra panfletaria ni política, «sino de una historia que nace del corazón y la humanidad de una adolescente», aclara el director, que recorre en la dramaturgia las vivencias y el pensamiento de Corrie desde los 14 años hasta su muerte. Desde la ingenuidad púber a la rabia adulta. Desde su plácido entorno en Olympia (Washington) hasta su implicación a favor de los que sufren.

«Sintió el anhelo de ayudar a los otros y se rebeló ante el dolor y las injusticias», aduce Marco, que aparece en escena rodeada de jerséis mientras al fondo, en una pantalla, va emergiendo la amenazadora figura del bulldózer en 3D. Erigida en mártir de la causa palestina y tachada de «traidora antiamericana» por algunos de los suyos, Corrie resulta, según la actriz, un «personaje fascinante». El juicio por su muerte sigue abierto y sus padres insisten en pedir justicia ante la intencionalidad del acto, que se mantiene impune considerado un accidente por la investigación israelí.

A Marco (que firma la versión catalana con Gerald-Patrick Fannon) le persigue un interrogante: «¿Por qué en el último momento Carrie no se apartó de la excavadora?". "¡No tenía motivos para hacerlo! Era muy valiente», se contesta ella misma. Al final de la obra, agrega, un grito desesperado de la joven dirigido a su madre revela «su pérdida de confianza en la bondad humana». «¡No entiendo este mundo!», clamó. Y cayó entregando su cuerpo a una guerra sin fin.

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

UA-100450438-1