Radio Online las 24 horas

Redaccion | Sinaloa en llamas

Los 12 monos: serie de televisión


Para el año 2043, un virus ha acabado con la mayor parte de la población mundial. Un viajero en el tiempo, Cole, tiene que viajar a 2015 para evitar que el virus ocurriera alguna vez.

Los 12 monos: serie de televisión

monos

Diciembre 17, 2017 02:18 hrs.
Entretenimiento Municipios › México Sinaloa / Culiacán
Redaccion › Sinaloa en llamas

Viajemos al pasado, a 1962. ’La jetée’ de Chris Marker nos hablaba sobre los mecanismos de la memoria, reflexionando sobre el tiempo a modo de fotonovela en los márgenes de ese elemento capaz de librarnos de un apocalisis. Ese eterno presente estaba condenado a ser el futuro y los sueños de los seres humanos, acerca de una posible salvación, les expiaba a vagar y viajar al pasado… aunque, en el fondo, no fueran a cambiar nada: el futuro era ese presente inalterable. La memoria, por lo tanto, siempre nos va dominar y —retomando ese tiempo posterior que sigue quedando atrás— llegamos a 1995, a ’12 monos’ de Terry Gilliam. James Cole nos revelaba de nuevo esa paradoja afín al principio de autoconsistencia de Novikov, en el que el mero hecho de cambiar el futuro modificando el pasado engendraba la contradicción y el propio destino impuesto. Al igual que el cortometraje de Marker, el film del director de ’Brazil’ acabó compartiendo el halo de culto inamovible. Su anunciada adaptación a la televisión, 20 años después, desató las pesadillas para los telespectadores de ese futuro que ya es presente. ’Fargo’ de FX pasó por esa misma incertidumbre hasta que reveló que era uno de los mejores —y más reputados y premiados— shows de 2014. ’12 monos’ del canal Syfy, no obstante, está condenada a ser la cruz de la moneda, propia a su ironía y autoconsistencia.

Los guionistas habían adelantado que iban a respetar a los personajes principales y algunas tramas, indicando que la historia iba a ser completamente distinta y manteniendo ciertas conexiones y credenciales respecto a la cinta de Gilliam —a su vez inspirada en la pieza de Marker—. El problema de esta ’12 monos’ hecha serie es que revela que la ciencia ficción televisiva está estancada en unos cánones que sí está quebrando la cinematográfica. Vivimos en tiempos en los que numerosos films han utilizado la ciencia ficción como materia moldeable para generar todo tipo de aclamadas proposiciones. A nadie le ha extrañado ver en las listas de los mejores estrenos de 2014 un buen puñado de cintas que se han convertido en las favoritas de público y crítica: desde ’Rompenieves (Snowpiercer)’ hasta ’El congreso’ pasando por ’Interstellar’, ’Al filo del mañana’ o ’Her’. Sin contar con ’Guardianes de la galaxia’, ’X-Men: Días del futuro pasado’ o ’El amanecer del Planeta de los Simios’... Expongamos que el mainstream está amoldando la ciencia ficción a sagas distópicas e incluso dicho elemento ejerce de materia prima en el cine independiente. Y más que hablar de ’Orígenes’ de Mike Cahill, en ese aspecto, interesa contraponer ’Coherence’ de James Ward Byrkit con la propuesta del canal Syfy. O lo que es lo mismo, las ideas son capaces de imponerse al bajo presupuesto. El problema principal de esta ’12 monos’ televisiva es de una evidente y completa falta de imaginación tanto a niveles formales como argumentales.

Ver más

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

UA-100450438-1