• Admin
  • Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
  • ¡Gracias, dictador Maduro…!

    Sin duda lo que vive Venezuela es una tragedia para la democracia de ese país y del mundo. Nadie, en su sano juicio, puede festejar que se consolida una dictadura criminal, como la de Nicolás Maduro.

    ¡Gracias, dictador Maduro…!


    Periodismo

    Agosto 03, 2017 14:37 hrs.
    Periodismo Internacional ›
    Ricardo Aleman (El Debate Culiacan) › SN Noticias

    Sin embargo, las lecciones contundentes que el dictador regala a los mexicanos —en tiempos de sucesión presidencial—, deben ser vistas con gratitud. ¿Por qué?

    Porque la criminal consolidación de la dictadura venezolana permitirá que en México despierten muchas cabezas adormiladas con un aldeano aprendiz de dictador; el partido Morena y su dueño.
    Por eso, no se puede más que decir gracias, al dictador Maduro, porque con la lección golpista que nos regaló el domingo, hizo el milagro de despertar más de una cabeza ciudadana atolondrada con el populismo engañabobos y la ausencia de democracia que desborda a Morena y a su dueño y sus gerentes, que rinden culto al autoritarismo y la antidemocracia.

    Gracias, dictador Maduro, porque a muchos mexicanos les muestra el camino de lo que no queremos en nuestro país y tampoco para el futuro de la democracia mexicana; gracias porque confirma que en México no será viable una dictadura como la venezolana, groseramente represiva y que no respeta las libertades básicas.

    Gracias, dictador Maduro, porque ratifica que la suya es una dictadura criminal que se entroniza en el poder a costa de lo que sea; de la vida de ciento de venezolanos jóvenes asesinados por la represión de un Estado criminal.

    Gracias porque con el golpe de Estado a los venezolanos, vacuna a miles de mexicanos a los que da la razón porque hoy temen que Morena y su dueño sean una calca insultante y criminal, como su dictadura.Gracias porque con sus crímenes, con la violación sistémica de derechos humanos de su pueblo y con la destrucción de la democracia venezolana, señor dictador, avala que sus seguidores en México —todos ellos de Morena—, no son más que golpistas que buscan la destrucción de la democracia mexicana.

    Gracias, dictador Maduro, porque al llevar a la ruina al pueblo, imponer la miseria y el hambre a millones de ciudadanos; al favorecer la expulsión masiva de venezolanos, en realidad promueve la imagen más nefasta de su dictadura.

    Gracias, dictador, porque muestra un retrato —de cuerpo completo—, del peligro para las democracias nacientes, como la mexicana, que significa que el poder quede en manos de un criminal sátrapa y populista.

    Gracias, dictador Maduro, porque a cada paso que da en dirección a la destrucción de la primera democracia latinoamericana, enseña el valor que tiene la defensa de esa democracia en otras regiones del continente, como México.

    Gracias, dictador, porque cada día y a cada paso que da para alcanzar el poder autoritario y nada democrático en Venezuela, usted se parece más al ’dictadorcillo’ tropical que en México lleva décadas en busca del poder y la destrucción de la democracia en México.

    Gracias, dictador Maduro, porque no será e vano el sacrificio al que somete al pueblo venezolano; gracias, porque por cada joven de su país que usted mata para mantener su dictadura, miles de jóvenes de todo el mundo —y de México—. aprender la lección de no votar por el Nicolás Maduro que muchos políticos llevan dentro; políticos que se dicen demócratas sin serlo.

    Gracias, dictador, porque debido a su postura radical y dictatorial, saca lo peor de los radicales mexicanos que ambicionan un dictador y que aplauden a los aprendices locales de dictador.

    Gracias, porque no pocos de los míticos jóvenes del ’68 mexicano’, hoy son fieles seguidores y aplaudidores de la dictadura venezolana; gracias, porque el dictador Maduro hace posible lo imposible; que luego de 50 años la historia reivindique el represor Gustavo Díaz Ordaz.

    ¿Y por qué la historia lo reivindica? Porque ahora resulta que los líderes del ’68 mexicano’ 50 años después tienen la intención de imponer en México un gobierno dictatorial como el venezolano.
    Gracias, dictador, porque resulta de risa loca que gracias a su dictadura, el represor Díaz Ordaz pareciera tener razón.

    Gracias, dictador Maduro, porque con el crimen de cientos de jóvenes venezolanos masacrados por defender la democracia, exhibe lo ridículo de movimientos oportunistas y ’engañaidiotas’ como el de ’los 43’, que en México son utilizados con fines políticos, de propaganda y negocio. Todo, a pesar de que ’los 43’ fueron masacrados por el ’narco’.

    Gracias, dictador, porque nos regala un ejemplo inmejorable de lo que es capaz un ’narcoestado’; matar a su pueblo, algo que conocemos en Tláhuac.

    Gracias, dictador Maduro, porque luego del manoseo de la voluntad popular en las ilegales elecciones venezolanas del domingo pasado, confirma lo que es un verdadero fraude. Y frente a ese fraude, la cantaleta en México del supuesto fraude, aparece como juego de niños.

    Por todo eso, gracias.

    Compartir noticia


    Califica esta información

    Ricardo Aleman (El Debate Culiacan) › SN Noticias
    ¿Es fácil de leer?

  • ¿La información es útil?

  • OPINIÓN
    MÁS NOTICIAS
    UA-100450438-1