Radio las 24 horas

Desmontan una red que lavó el cerebro a niños e inventó abusos para separarlos de los padres


Se retiraba la custodia a la familia real, en la mayoría de casos en situaciones sociales difíciles, y se los entregaba, a personas sin requisitos, como el propietario de una tienda de productos sexuales o personas con trastorno, que luego agredieron sexualmente a los menores.

Desmontan una red que lavó el cerebro a niños e inventó abusos para separarlos de los padres

Derechos Humanos

Julio 02, 2019 15:13 hrs.
Derechos Humanos Internacional › México
Genaro Portillo › SN Noticias

La policía italiana ha desmontado una red de médicos, trabajadores sociales y políticos que inventaron testimonios de abusos y maltratos de al menos una docena de menores para lucrarse con las consultas médicas que cobraban al Estado y las cantidades que pagaban familias de acogida a las que iban tras conseguir separar a los niños de sus padres.

Según la operación ‘Ángeles y demonios’, iniciada en 2018 y que ha supuesto 18 detenciones, la pareja de psicoterapeutas que dirigían la estafa recibían unos 135 euros por consulta, en las que se sometía a los menores a sesiones de insultos, pulsos electromagnéticos e inducción de falsos recuerdos.

Todo un lavado de cerebro con el que conseguían que la justicia los separara de los padres y fueran a parar a padres adoptivos –que pagaban para recibirlos– y que no estaban capacitados. Según ha revelado la investigación, estos adoptantes sí abusaban sexualmente y maltrataban a los menores.

Una falsa realidad
’Tu madre era una prostituta’, ’tu padre te tocaba’, ’no te quieren’, le decían los psicoterapeutas

’Tengo miedo de que mamá y papá me secuestre. Tengo tanto miedo’. El testimonio inventado de una niña es solo uno de las decenas de casos que ha desmontado la policía. Se llegaron a falsificar dibujos de los menores para intentar demostrar que habían sufrido abusos sexuales. La entidad de ayuda social de Bibbiano, en la región de Reggio Emilia, era el epicentro de la trama, según relatan La Repubblica y el Corriere della Sera .

Por allí pasaron todos los menores. ’Tu madre era una prostituta’, ’tu padre te tocaba’, ’no te quieren’, le decían los psicoterapeutas en las sesiones, a las que iban acompañados por sus adoptantes, que también los insultaban. Los profesionales incluso se disfrazaban de lobo y perseguían a los niños, evocando una supuesta figura maligna de los padres.

La investigación ha descubierto que en las sesiones incluso se utilizaros ’instrumentos electromagnéticos para inducirlos a recuerdos negativos de sus padres’, algo que los niños identificaron como la ‘maquinilla de los recuerdos’.

Presión psicológica
Una máquina electromagnética para inducir a falsas confesiones

En realidad era un instrumento de pulso electromagnético (Neurotek) con cables que los niños tenían que sostener en sus manos. Un instrumento, aclara al fiscal Marco Mescolini, que ’no causa descargas eléctricas’. En cualquier caso, Mescolini decidió que un experto lo analizará para ver si, además de la presión psicológica que suponía, tenía otros efectos en los niños.

Los investigadores creen que se utilizaban como parte de una ’terapia de tratamiento de luto’ para que consideraran a un padre emocionalmente muerto y hacerlo desaparecer de los recuerdos. En la investigación se recoge la frase de un psicoterapeuta a un niño: ’Ese padre ya no existe y ya no es como papá. Es como si tuviéramos que hacer un funeral’. A la vez, le pedía que recordara ’cuando el padre lo humillaba’, induciendo a falsos recuerdos.

Las consecuencias
Los niños se entregaron a familias no preparadas que sí abusaron de ellos


Con todas estas maniobras, según la instrucción, el psicoterapeuta ’alteró el estado psicológico y emocional’ de los niños y se los convencía de que habían sido maltratados y abusados. Los falsos informes sobre los niños, en los que se inventaban frases textuales, llegaban a los jueces, quienes tenían que decidir el futuro de los menores y con quién se quedaban, si con sus padres supuestamente abusadores o sus nuevas familias adoptivas.

Así, se retiraba la custodia a la familia real, en la mayoría de casos en situaciones sociales difíciles, y se los entregaba, se sospecha que previo pago, a personas sin requisitos, como el propietario de una tienda de productos sexuales o personas con trastornos psicológicos, que luego agredieron sexualmente a los menores y los maltrataron psicológicamente.

Las sesiones han causado lesiones psíquicas a varios niños. También se ha descubierto que no se entregaban paquetes y notas que los padres reales enviaban a los menores. El alcalde de Bibbiano también está implicado por haber violado las normas sobre la custodia de los conciudadanos donde se realizaron las sesiones terapéuticas.

Ver más



Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.


UA-100450438-1